Cosas y Pelo

Un poco de cosas y pelo

Era tanta la confusión que mi cerebro estaba en lucha por saber cual era el punto entre el bien y el mal, que era lo correcto o si aquello se me estaba escapando de las manos, lo vivido justo horas antes rozaba la locura y no quería que ello se adueñara de mi cordura.
El dolor que me habían provocado había perdido su significado como tal, se había convertido en otra cosa, algo extraño, indefinible, la necesidad por sentir, por que me hicieran aquello, por sentirme dominado hacía que mi corazón fuese a un ritmo distinto que al de las demás personas. Aquella imagen que tenía frente a mi me excitaba, me excitaba tanto que me provocaba ansiedad, verme reflejado en aquel espejo y observar mi cuerpo en ese estado hacia que sensaciones hasta ese momento desconocidas recorrieran todo mi cuerpo.

Anuncios
Estándar