Cosas y Pelo

Críticas…

Después de leer el libro que has escrito, digerirlo y analizarlo bien es verdad que no te deja indiferente, supongo que habrá controversia en los comentarios que te lleguen, por lo que voy a ser lo más objetivo posible. Creo que la gente que te conoce no se asustará, el resto de los mortales creerá que Manuel Montalvo es un auténtico depravado, loco e incluso psicópata, y podrá causar en ellos cierto reparo a la hora de encontrarse en su vida cotidiana con gente que vivido este tipo de experiencias. Pero la pregunta es ¿quién no tiene ese animal dentro?, creo que todos lo tenemos lo único que nos diferencia son los miedos creados por la sociedad en la que vivimos, y los prejuicios que nos creamos.
Tengo un millón de preguntas por hacerte, creo que habrá tiempo de hacerlas, ahora lo más importante es que sepas lo que he sentido.
Al ponerme en la piel de Manuel Montoya mis sentimientos han sido de todo tipo e incluso enfrentados : cariño (porque te lo tengo a ti), amor (el amor verdadero hacia Alejandra) , ternura (la que despierta el joven con sus inquietudes, y que todos hemos tenido alguna vez), ira (aparece constantemente hacia la señorita Risco), miedo (hacia lo desconocido, mezclado con una pizca de respeto, aderezado con la curiosidad que anula lo anterior), dolor (tanto físico como psíquico), cobardía y sumisión (hacia Luna), valentía (la que caracteriza a cierta raza humana que tanto conocemos y que el resto denomina locura), pero uno de los sentimientos que ha aflorado instintivamente ha sido el HAMBRE CARNAL, ese que te hace perder la cabeza e incluso hay momentos que piensas que podrías llegar a matar incluso a la persona que deseas.
Seguro que más de un sentimiento no ha quedado plasmado ya que ha sido un amplio abanico, éstos han sido los más claros.
Las normas y reglas que la sociedad nos dicta muchas veces entran en conflicto con las nuestras e incluso con la personalidad propia, eso que denominan “valores” es lo que realmente nos frena de hacer auténticas barbaridades, los valores son inamovibles en una persona, lo que pueden variar son las costumbres y hábitos, lo que quiero transmitirte con esta parrafada es que después de ir abriendo puertas (quizás puertas que nadie abriría), esas experiencias ¿Cuántas se convierten en un hábito, en una droga?.
Intento encajar toda esta historia en el marco del tiempo, ya que he visto y analizado con detenimiento a Manuel Montalvo e incluso le he idealizado a lo largo del tiempo, he observado a ese ser transparente e identificado muchos sentimientos a través de sus ojos, y que quedan plasmados en la obra. La pregunta que me aborda en este momento es que hay mucha gente que te conoce y ha hecho de ti un modelo a seguir, ¿se abrirán al deseo sin límites? O por el contrario malinterpretarán tus palabras y se convertirán en……que se yo!!!!! (bueno ese es su problema).
Un aspecto muy importante que ha provocado en mí ,es que después de haber sufrido un varapalo bastante grande en mi vida, del cual aún me intento recuperar, y por el que mi visión hacia el sexo opuesto cambió sin darme cuenta, es el SENTIR, DISFRUTAR, y hacer DISFRUTAR. Estos últimos años las relaciones que he tenido con mujeres han sido muy frías, distantes, y no ha disfrutado nada de ellas, hasta tal punto que el aburrimiento y distracción durante el SEXO se adueñaba de la situación, lo que produjeron fue una situación traumática, estudiada por psicólogos de la Universidad Complutense, llegando a una única conclusión…Falta de lívido.
Tus palabras me han hecho retroceder en mis recuerdos….y ¡Hostias!, el DESEO afloró, algo que ni siquiera recordaba volvió a mí, he incluso la autoestima se ha visto incrementada, por lo que te lo agradezco enormemente.
Mi visión ha cambiado, al caminar por la calle, y mirar a las mujeres tus palabras regresan a mi mente, ahora me gustaría olerlas y sentir su piel (es increíble), soy diferente a ayer.
Abriste la caja de PANDORA, pero ¿qué es lo que hizo a una persona tan hermética a hacerlo?
Por supuesto y sin ninguna duda que me gustaría tener una distendida conversación contigo, acerca de toda la curiosidad e inquietudes que tengo, se que ahora no es el momento y si algún día llegará.
Por último, quiero hacer reseña a unas palabras que leí quien sabe donde y cuando y seguro tú también y creo que encajan perfectamente.
“Cuando una persona domina a otra es FUERTE, cuando se domina a sí mismo es PODEROSA”

Espero que te haya gustado mi crítica.

Un fuerte abrazo de tu incondicional amigo.

Fernando Letón.

NOTA: ¿ÁNGELES O DEMONIOS?

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s