stories

Cuentos…

Érase una vez… Una chica ciega que se odiaba a sí misma por serlo. Odiaba a todos, menos a su novio, él siempre estaba allí para atenderla. Un fría mañana, le dijo, “si pudiera ver el mundo, me casaría contigo”. De repente y sin esperarlo, alguien, donó un par de ojos para ella.
Después de una larga operación, de el sufrimiento que acarreaba todo aquello para aquel chico tan enamorado, retiraron el vendaje de los ojos de la preciosa chica. Una enorme sonrisa se dibujó en su rostro, se dio cuenta que podía verlo todo, incluido a su fiel compañero.
Al instante, el la pregunto: “Cariño, ahora que ya puedes ver el mundo, ¿quieres casarte conmigo?” La joven le miro, dándose cuenta que el chico era ciego. La apariencia de sus párpados cerrados la impresiono, nunca se lo había imaginado así. La idea de verlo el resto de su vida de aquella manera la llevo a negarse a casarse con él. Aquel pobre muchacho, su novio, la abandono entre lágrimas con todo el dolor de su corazón. Días más tarde, la escribió una nota que decía: “Cuida bien esos ojos, mi amor, porque antes de ser tuyos, fueron míos”
.

20140627-051952-19192369.jpg

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s