stories

Una maldita ilusión

No se sí hablaba o gritaba en voz baja. Tenía tantas ganas de que me escuchases que grabé un discurso en mis abrazos. La gente me miraba y yo no podía verlos, ahí estabas tú para distorsionar cualquier cosa parecida a la realidad. Te pensé de tantas formas que terminó perdiendo su significado, no sabía si lo hacía o simplemente estabas constantemente a mi lado. Era curioso escuchar como mis amigos me decían que te olvidara, lo hacían con tanta facilidad como ver salir el sol todas la mañanas, lo que no sabían es que mi sol un día se ocultó y ya nunca más amaneció. ¿Cómo se puede sobrevivir a un dolor que en realidad no lo tienes localizado? ¿Cómo puedes soportar algo que no entiendes? Y por desgracia sigues vivo y pensándote cada día un poco más. Recuerdo cuando me cortaba el pelo y tu me acariciabas la cabeza, te gustaba sentir el tacto en la palma de la mano, luego sonreías y a mí se me apagaba la tristeza. Estar a tu lado era mucho mas sencillo, vivir en definitiva. El hogar era una palabra llena de vida, llena de ilusiones, ahora es sólo eso, una maldita ilusión. Acuérdate de ser feliz y acuérdate de que lo fuimos, lo demás no tendrá tanta importancia, olvídame a mí, pero no olvides lo que sentimos.

IMG_0883.JPG

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s