stories

Puertas apagadas

Me cansé de apagar puertas y abrir interruptores que no daban la luz necesaria. Desesperaba al mismo tiempo que esperaba, cada vez que te sentía más lejos de lo necesario me dolían las palabras. Eres un mal que no para de hacerme bien y una vida que se esfuma tras pronunciar una palabra que me prohibí hace demasiados años. Eres, eras y serás, o eso creo, porque al pensar en ti pierdo la realidad en la que vivo. Si eres ya no te siento, si fuiste te he olvidado y si serás te perdí tras un llanto que no cesa. Maldigo tu presencia y a la vez la convierto en necesaria, mis ojos te buscan pero mi alma te rechaza. ¿Como le digo a mi conciencia que te perdone? Hazme un ultimo favor y corre hasta tropezarte con otra vida, destroza otro corazón que sea capaz de soportarte, ayúdame a terminar un poema que empezó con tu maldito nombre.
Sensaciones que se convirtieron en mi vida se han labrado a base de tanto trabajo que la recompensa se vio solapada por tu presencia…

Manuel Montalvo

IMG_0086.JPG

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s