stories

Naciste, tú…

Te senté en mi cama, tu cuerpo hacia juego con las sabanas y tu mirada con mis pensamientos. Estabas tan bonita que intentaba no parpadear, no podía perderme nada de ti. ¿Alguien dijo que no existía nada perfecto? Quizá fue hace veintidós años, antes que nacieses. Cada vez que sonríes se apaga mi tristeza, no se como dos personas pudieron crear algo tan exagerado, pero lo hicieron, y encima lo llamaron como tú. Te quiero cariño, tanto que he perdido la capacidad por querer todo lo demás, de una manera tan irreal que se ha convertido en un suspiro, en los míos, pero solo cada vez que te siento cerca… Invertías el significado de lo que pensé que tenía sentido, me di cuenta que hasta que no te tuve a mi lado, nada era como yo me creía. Dejemos que el silencio nos destroce mientras no somos capaces de separarnos, haz que tu mirada acabe con la soledad, convierte tu voz en la melodía que siempre necesite para aprender a bailar.
No dejes de reír nunca, así todo el mundo conseguirá entender lo que es la felicidad. Vuela, vuela muy alto y no dejes de hacerlo nunca, contigo, agarrado a ti, he perdido el miedo a las alturas…

Ya nada me da miedo; bueno, si, quizá perderte si me da miedo…

Gracias por entender a mi corazón y gracias por esa sinceridad que hace que todo sea más sencillo…

Manuel Montalvo

IMG_0147.JPG

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s