stories

La muerte no es una elección.

En todos estos años a tu lado solo he aprendido una cosa que me quiero guardar, “de amor nadie se muere”. Me arrancaste la esperanza, me convertiste en una marioneta que dejaron de manejar, apagaste mi mirada, conseguiste que no me reconociera, incluso me apartaste de la inocencia de haberte conocido. Gracias a que me abandonaras he sentido cosas que jamás pensé que existieran, he podido experimentar picos de dolor completamente incompatibles con la vida y cuando pensaba que me iba a morir, que no podía soportar no tenerte, me daba cuanta que continuaban los días. Viví dos vidas distintas a la vez, dos vidas completamente paralelas, la mía, y la mía sin ti. Una me mataba poco a poco y la otra me permitía darme cuenta que me mataste al marcharte. Viví muriendo y morí estando vivo. Gracias cariño, gracias por haberme convertido en una mujer, gracias por haberme ayudado a entender que la muerte no es algo que podamos elegir, simplemente llega… Y de amor no se muere, simplemente se sufre y tarde o temprano se supera, aunque realmente y por desgracia, nunca se olvida…

Manuel Montalvo

IMG_0132.JPG

Anuncios
Estándar
stories

Ya no tengo nada…

He apuntado en mis lágrimas los besos que no nos dimos, intenté contarlos y no fui capaz de seguir un orden lógico. Me hacías ser tan incoherente que ahora, me siento como una auténtica estúpida, en aquel momento era la imbecil mas feliz del planeta. Me hiciste olvidar el mundo, conseguiste que no me acordara de los sueños, porque te los llevaste, te los llevaste guardados en esa caja que tenía grabadas esas malditas letras que tanto te identificaban; “rencor”. ¿No te das cuenta de lo que te quería? Y encima me haces sentir culpable, creo que has sido el comienzo de un final interminable. Tampoco se si hice bien en quererte por encima de mis secretos, porque no pude ser capaz de ocultarte que te pertenecía. Quiero que me mates de una puta vez diciendo que no me necesitas ¡hazlo ya! Todo lo que me queda son esas cicatrices que dejaron tus palabras y aunque me duela, me recuerdan que un día estuve viva…

Manuel Montalvo

IMG_0130.JPG

Estándar
stories

Orgullo

Se nos escapó la oportunidad, no se si por que tuvo que ser así o por qué debería ser menos orgulloso. Te pienso constantemente, será por que te necesito o porque me has creado una adición necesaria. Me duele tu ausencia, me duele, si, tanto que no hay manera de aplacarla. El desinterés se convirtió en nuestra distancia, el haber sido, se transformó en un nunca será. En tan solo días fuiste mi mayor esperanza, me devolviste sin querer una energía que poco a poco se fue agotando. Eran unos abrazos llenos de sinceridad, aunque estuvieras a miles de kilómetros, los sentía. Pienso que fui un bobo intentado crear una realidad inexistente, refugiándome en un deseo que nunca fue tal y como yo soñaba. Tus fotos duelen, tus fotos son la verdad de algo que nunca estuvo. Seguiré buscándote en unos sueños necesarios, te pediré que aparezcas por las noches y me lleves a tu mundo, a nuestro mundo. Aquel que creamos a base de preciosas palabras. Fuiste la mas bonita de mis cualidades, mi mejor obra de arte, la conclusión de un final que nadie supo resolver. Las veces que me dijiste que me querías fue lo mas cerca que estuve de una salvación llena de esperanza. Llorar es un acto, echarte de menos una tortura. Por eso no soy capaz de derramar ni una sola lagrima, por eso no soy capaz de decir que te necesito…

Acabaste con mis ganas, destruiste mis recuerdos…

Manuel Montalvo

IMG_0156.JPG

Estándar
stories

Haré

Haré que se te olvide el mundo, lo prometo.
Haré que las mañanas sean especiales y que las noches alumbren nuestras sonrisas.
Haré que el amor deje de significar lo que siempre creíste.
Haré que después no exista, que solo exista el ahora.
Haré que seas mejor aunque ya lo seas, mejor será lo que detendrá nuestros corazones.
Haré que vivas, hasta ese mundo que nunca imaginaste.
Haré que seas miles de sensaciones, que las sientas tanto que te asustes.
Haré que te duela y a las vez sonrías, seré la medicina que siempre necesitaste.
Haré que tu piel se ponga nerviosa cuando me sienta.
Haré que te pierdas y no te importe.
Haré que te quedes muda y me necesites para expresarte.
Haré que seas eterna, que nunca mueras, que me llames sin darte cuenta.
Haré que todas las puertas estén abiertas.
Haré que tus manos dejen de temblar al tocarme.
Haré que no te importe la muerte, mientras me notes cerca.
Haré que estés callada, aunque no pares de gritar que me necesitas.
Haré que me recuerdes para siempre y encima no te hagan daño los recuerdos.
Haré que el viento sonría al resbalar por tu cabello.
Haré que seas todo sin darte cuenta que lo eres.

Lo haré, lo haré hasta que vivir sea cosa de dos…

Manuel Montalvo

IMG_0118.JPG

Estándar