stories

La muerte no es una elección.

En todos estos años a tu lado solo he aprendido una cosa que me quiero guardar, “de amor nadie se muere”. Me arrancaste la esperanza, me convertiste en una marioneta que dejaron de manejar, apagaste mi mirada, conseguiste que no me reconociera, incluso me apartaste de la inocencia de haberte conocido. Gracias a que me abandonaras he sentido cosas que jamás pensé que existieran, he podido experimentar picos de dolor completamente incompatibles con la vida y cuando pensaba que me iba a morir, que no podía soportar no tenerte, me daba cuanta que continuaban los días. Viví dos vidas distintas a la vez, dos vidas completamente paralelas, la mía, y la mía sin ti. Una me mataba poco a poco y la otra me permitía darme cuenta que me mataste al marcharte. Viví muriendo y morí estando vivo. Gracias cariño, gracias por haberme convertido en una mujer, gracias por haberme ayudado a entender que la muerte no es algo que podamos elegir, simplemente llega… Y de amor no se muere, simplemente se sufre y tarde o temprano se supera, aunque realmente y por desgracia, nunca se olvida…

Manuel Montalvo

IMG_0132.JPG

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s