stories

Eras una realidad llena de vida

¿Vas a hacer todo lo que te pida? Recuerdo cómo me mirabas cuando te hacia aquella pregunta, recuerdo tus preciosos ojos transparentes más abiertos de lo normal, esperando impaciente que comenzara un juego en el que solo había dos participantes. Al sentir mi tacto temblabas, al notarme cerca te encogías, cuando te hablaba tu mirada engullía mis palabras. Eras una muñeca que la vida me regaló en el momento que más lo necesitaba. Tenia tanto odio, tanta rabia, y tú fuiste la encargada de llevarte esos sentimientos que no paraban de destruirme. Cada vez que te follaba, cada marca que mis manos creaban en tu piel, cada alarido que salía de tu interior al penetrarte, sentía como un pedazo de mi odio se iba con ello. Tú lo aceptabas todo, eras una maldita bayeta que absorbía mis emociones, eras mía. Cuanto más agresivo, mas te gustaba. Mi mirada se clavaba en tus deseos, notaba perfectamente como el miedo de sentir que estaba perdiendo los papeles te hacia mucho mas receptiva, querías todo, me querías a mi, querías mi vida. Lo percibía, a cada envestida, ahogada por esos gemidos tan reales, sabía perfectamente que una vez cruzada la puerta de mi mundo, serias incapaz de volver a ser la misma niña que un día me encontré perdida en un lugar lleno de gente. Y así fue, te convertiste en el maldito depredador que ahora destroza almas sin ser consciente de ello.

Niña, eres esa obra que eclipsa a su creador, lo eres todo.

Manuel Montalvo

2015/01/img_0111.jpg

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s