stories

El brillo

Érase una vez un niño que miraba fijamente el cielo, se pasaba horas y horas con la vista perdida en ese azul intenso que le arropaba. De tanto observarlo, el color de sus ojos varió hasta convertirse en ese mismo tono que tanta curiosidad le causaba. Un día, aquel joven se miró al espejo dándose cuenta que eso que tanto le llamaba la atención, había quedado reflejado en su propia mirada. Asustado, o más bien sorprendido salió corriendo de su casa y levantó la vista cómo hacia habitualmente. ¡Por qué hoy no eres tan azul como siempre! Exclamó al ver que un manto gris le impedía poder reflejar lo que acababa de observar en él mismo. A los segundos, y al mismo tiempo que sus ojos se ponían brillantes una voz lejana le dijo: pequeño, tienes tanta fuerza que me robaste la intensidad. Mi brillo, ahora nos pertenece a ambos.

Un día alguien te mirará con tanta fuerza que podrás notar como sin querer, tu brillo le pertenece…



Manuel Montalvo

  

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s