stories

Un puto regalo…

Y si me enseñaste a odiarlo todo, ¿por qué no hiciste algo para que no doliera? Mira lo que has conseguido, no soy capaz de levantarme, y estoy de pie, e intento seguir pero no, es imposible, ando hacia atrás y en mis ojos sólo existe el pasado. ¿Qué capricho tan curioso el tuyo? Ahora te has cansado y ya no lo quieres ¿verdad?, que gracia. Sin tener en cuenta que las personas no son regalos, los cuales te hacen ilusión cuando los recibes pero poco a poco se van perdiendo en el olvido. Y entonces es cuando dejan de existir las estaciones, ya no hace ni frío ni calor, ya no hace nada, ni siquiera tú, todo se apaga, se vuelve incierto, se cierran los sentimientos y dejas de vivir. Poco a poco te vas muriendo sin entenderlo, porque esa noche era más oscura y tus palabras hicieron que lloviera en alguna parte. Y sólo me queda seguir soñando, ese es el único momento que consigo vivir a tu lado y ser feliz, y sonrío, ¡y vuelo! Y entonces me doy cuenta que no quiero despertar y que quiero vivir toda la maldita vida ¡soñando!.
Manuel Montalvo

Anuncios
Estándar

One thought on “Un puto regalo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s