stories

Boxeador abatido

Entonces se acabó todo, el combate terminó dándote ganadora en el último asalto de la vida. Aguanté como pude todos tus golpes, esquivé realidades que no podían dejar de ser más evidentes y luché con el corazón aún dejando un pedazo de mi alma en cada asalto. Mi coraje no fue necesario para retenerte a mi lado, ahora lo único que tengo son millones de dudas de por qué, de por qué a mí, de por qué tuviste que ponerte un día enfrente mía. Siempre me considere valiente, con el miedo justo para poder seguir caminado erguido y vienes tú, me dejas arrodillado sin decirme una sola palabra y conviertes mi alegría en un completo sin sentido. He aguantado millones de impactos, mi cuerpo se ha ido acostumbrando a recibir todo tipo de castigo físico y una mirada, sin tocarme, ha conseguido que no pueda levantarme. La necesidad que me creaste aumenta a un ritmo tan vertiginoso que no soy capaz de continuar por ese sendero sin perder la vida al intentarlo, aún así prefiero morir de mil maneras que vivir lo que me queda sin el impacto de tus caricias. 
Gané mil peleas pero perdí contra mi oponente más duro, el amor…

Manuel Montalvo
  

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s