Cosas y Pelo, stories

Aquí sentado

Me siento a esperarte. En el mismo banco y a la misma hora. En ese mismo parque donde nos dijimos tanto. Allí donde las hojas no caían cuando debían. Te busco siempre, pero aquí, más aún. Quizá todo esto sea tuyo, mucho más que mío. Porque los árboles terminaron llamándose como tú querías y el viento tarareaba la misma canción que nuestros corazones. Porque hacía frío cuando tú estabas lejos y calor cuando me mirabas fijamente. 

Es increíble que me vuelva a sentar aquí y parezca que nunca te fuiste. Que los recuerdos se conviertan en presente y que mis lágrimas no terminen en ninguna parte. Es increíble que vivas muy dentro de mí. Que te lleve constantemente y no me peses. Es una locura y quizá penséis que estoy loco, pero es así. Tan real como que sangro cuando te pienso y se me termina la ilusión cuando dejó de hacerlo. 

Y aquí sigo sentado. Intentando revivirte y vivirte sin que te hayas muerto. Sin que te hayas terminado. Sin que algún día te marchases.

Sentado en el sitio donde me hiciste volar sin ser un pájaro… 

Manuel Montalvo
Instagram: @manuelmontalvoruiz

Estándar
Cosas y Pelo, stories

Amor imposible 

Todos hemos tenido un amor imposible. Una persona a la que no llegábamos con las manos. Alguien que nos miró y consiguió detener el mundo un instante. Todos hemos sentido alguna vez un pinchazo. Un huracán de sensaciones que nos desbarató todos los planes. Algo inalcanzable para nuestros sentidos. Un amor platónico. 

Siempre habrá un ser especial en nuestra vida. Ese que al recordarle se vuelve real al instante. Unos ojos que nunca parpadeaban. Una vida lejana y cercana al mismo tiempo. Un principio sin final.

Y ese ser, eras tú. O eres. O serás. 

Porque nunca he conseguido olvidarte. Ni marchándome al final del mundo he logrado alejarme de ti. 

No sé si puedo decir que te recuerdo, porque creo que nunca te has ido del todo. No sé si puedo decir que te tuve, porque mis abrazos nunca fueron capaces de sujetarte. 

Pero lo que sentí fue tan fuerte, que aún lo siento. Y por muchos minutos, horas, días o años que pasen, estás. Tan aquí que soy capaz de escucharte sonreír a mi lado. 

Y es bonito tenerte, aunque sea de esta manera. Porque gracias a ti nunca me siento solo del todo. Porque esos días que estoy triste apareces para recordarme que la vida es demasiado bonita como para no aprovecharla. 
Gracias por aparecer y nunca irte. 

Manuel Montalvo
Instagram: @manuelmontalvoruiz

Estándar