Cosas y Pelo, Personales, stories

Sant Jordi 2018

Por fin nos veremos, ¡¡Barcelona!!

Creo que una de las cosas más bonitas de escribir es conocer a la gente que te lee. Han pasado cuatro años de la publicación de mi primer libro. Dicen que el tiempo vuela cuando te sientes bien. Y eso mismo podría resumir estos últimos cuatro años. Parece que fue ayer el primer día que firmé un libro. Me gustaría poder describiros lo que sentí. Fue mágico. Me hizo más ilusión a mí, que a la chica. Me temblaba el boli y no sabía que poner. Debía aparentar cinco años, aproximadamente. Quería escribirle todo lo que estaba sintiendo en ese momento pero no cabía en una sola página (y tampoco quería que pensase que estaba loco 🙄)

También recuerdo con especial cariño el primer comentario acerca de mi libro. Un simple “me ha gustado” me hizo entender que este camino es realmente precioso. Y que, sin vosotros, todo esto no sería posible.

Espero conoceros a todos este lunes y poder compartir un rato. Os debo una gran sonrisa y la ilusión de vivir todo esto. Sin ella sería imposible seguir 💛✨¡Hasta el lunes Barcelona!

#LaMalditaManíaDeQuererte #SantJordi

Estándar
Cosas y Pelo, stories

La maldita manía de quererte.

Ya han pasado 4 meses desde que publiqué este libro. No he puesto muchas fotos de él, ni os he querido dar mucho el coñazo 🤦🏽‍♂️. Imagino que los que hayáis elegido leerlo, habrá sido por una decisión únicamente vuestra, o por alguna recomendación que no venga de parte del que lo ha escrito (mi opinión es un tanto irreal 😬).

Pero os tengo que decir que estamos ya en 4ª edición. Eso quiere decir que somos más de 20.000 los que lo hemos leído. Y no os podéis imaginar la ilusión que me hace.

He recibido muchos comentarios. Cada uno de ellos me hace aprender un poquito más y me sirve de impulso para seguir escribiendo; gracias infinitas 🙏🏼. Pero, aún así, me gustaría que aquí, bajo la foto, me pongáis en un comentario vuestra pequeña crítica. Os aseguro que me hacen realmente feliz.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo. Eso quizá es uno de los mejores regalos que te pueden hacer.

#LaMalditaManíaDeQuererte

Estándar
Cosas y Pelo, stories

Jamás te traiciones.

Piénsalo, te queda toda una vida contigo. Quizá, algún día, esa traición te pese demasiado como para llevarla siempre. Ser fiel a uno mismo es una de las bases imprescindibles para nuestra felicidad. Sin ella es imposible vivir…

#NoTeTraiciones

Estándar
Cosas y Pelo, stories

Es imposible…

Es imposible retener a alguien que acaba de aprender a volar. Gracias a ti me he dado cuenta que el cielo no está tan lejos. Me has demostrado que si de verdad quiero algo, debo luchar por conseguirlo. Porque no hay nada que esté demasiado lejos cuando se tienen ganas.

Me has enseñado que todos los caminos conducen a alguna parte. Que el final está donde nosotros queremos y que la vida es muy corta como para no hacerla caso.

Pero, lo más importante, es que me has enseñado a mirar. A mirar y darme cuenta de lo que veo. Porque muchas veces tenemos delante algo y no somos capaces de darle la importancia que se merece. Ahora soy consciente de que hay personas que son necesarias, y que nuestro mundo sería totalmente distinto si ellas no se hubieran cruzado por el camino.

Es imposible volar con el alma demasiado cargada. Por eso hay que guardarse lo que realmente es importante. Es imposible vivir dándole prioridad a la tristeza. Entonces es cuando un día gris, como el de hoy, te saca una sonrisa que no sabías que existía.

Instagram: @ManuelMontalvoRuiz

Facebook: Cosas y pelo

Estándar
Cosas y Pelo, Personales, stories

La maldita manía de quererte

Por fin os puedo enseñar la portada de mi próximo libro. Es el sexto que publico y siento exactamente la misma sensación que con el primero. Nervios, inseguridad, miedos pero, a su vez, alegría en estado puro, ilusión, incertidumbre, felicidad… son un montón de sentimientos contrapuestos que me llevan hasta un lugar en el que creo que siempre voy a querer estar. Esto me hace intensamente rico internamente: crear una historia y hacer partícipe a tanta gente es una de las cosas más bonitas que te pueden suceder.

El día 10 de octubre (en un principio) sale a la venta en todas las plataformas y puntos habituales (El Corte Inglés, Casa del libro, Amazon, etc…) pero ya podéis hacer la reserva entrando en la página web de Amazon y poniendo el nombre en el buscador. Es la forma más sencilla y cómoda de obtenerlo.

Estoy como loco por saber vuestra opinión. Eso es quizá lo más bonito de escribir.

Por cierto ¿qué os parece la portada? ¿Bonita? 😬😬😊😊

Estándar
Cosas y Pelo, stories

Me encantas…

Quizá, todos buscamos esa persona que nos de estabilidad y orden. Alguien que nos proporcione calma y nos haga sentir tranquilos 🤔¿eso es lo que nos han inculcado?Menudo rollo, ¿no?.

Yo quiero una persona que esté mal de la cabeza. Que no haya un solo día que no me haga reír por alguna idiotez que se le ocurra. 

Pero también quiero que me haga enfadar para luego poder reconciliarnos en la cama. Que me lleve la contraria. Quiero que se salte todas las normas. Que no sea como nadie. Que no se parezca a nada. 

Quiero que me empuje, no que me sujete. Quiero que vuele conmigo. Que también tenga alas. Quiero que comparta conmigo sus locuras. Y que las intente aunque todos le digan que son imposibles. Quiero que me ate pero solo cuando note su respiración muy cerca. Quiero dejarme llevar y que se deje.

Quiero sorprenderme y sorprenderla. A diario. A todas horas. Quiero hacer el ridículo y que lo haga conmigo. Quiero que haga las cosas porque le apetezca de verdad. 

Quiero que tenga su vida. Y enamorarme de ella. Quiero tener alguien al lado al que admirar. Ser su fan número uno. 

Quiero que esté tan loca para creerse sus propias locuras. Y que se equivoque tanto o más que yo.

Quiero todo y demasiado… y lo quiero para ahora, no para mañana. 
Instagram: @ManuelMontalvoRuiz

Estándar
Cosas y Pelo, stories

Todo final, duele.

Mirando el mar, me di cuenta que las olas traían tu recuerdo. El agua cristalina me recordaba mucho a unos ojos que me apretaban fuerte el corazón. Era una mañana de enero y tampoco hacia tanto frío. Eso, o sentirte tan cerca me anulaba por completo los sentidos. La canción que sonaba tampoco era tan bonita, pero estando juntos, a mí, sí me lo parecía. Luego llegó el camarero y me dijo que qué queríamos. Yo te señalé y el sonrió, pero no tenía ni puta gracia; sin haber comenzado, sabía que algún día te perdería. Tú eras lo que más necesitaba en esta vida y tenía que buscar la manera de crear una barrera ante cualquier impedimento. Pero, como siempre, llegaron los celos, deshaciendo nuestros lazos sin posibilidad de volver a unirse. Me pedías explicaciones y yo te amaba con toda mi alma. Qué bonito era discutir y luego perseguirte sin saber porqué te habías enfadado, como mis labios buscaban los tuyos y los esquivabas, mientras yo sonreía y tú ponías el gesto más serio que podías. Qué tonta fuiste, qué enfermedad tan destructiva. No te dabas cuenta que era imposible querer a otra persona, porque yo no veía más allá de tus ojos. Estaba completamente rendido ante ti y no eras capaz de valorarlo, ni tan siquiera de entenderlo. Un día me desperté y, gracias a tu estupidez, después de haber dormido en el mismo lugar supe que ya no nos queríamos. Mis manos no fueron capaces de acariciarte como solía hacer a diario. Y todo, porque tu mente vivía una realidad paralela. Yo sólo necesitaba tu cariño y tú te preocupabas de que mi vida no se te escapase. Al final, fuiste la única responsable de mi partida.

Me hiciste ver que los celos son el principio de un final que duele.

Instagram: @manuelmontalvoruiz

Facebook: Cosas y pelo

Estándar
stories

Me vestí con tu mejor sonrisa

Apareciste sin darme cuenta, de la misma manera que te fuiste. Me pediste fuego y yo desde que te vi, ya me estaba quemando. Te llevaste aquel mechero, ahí comenzaste a robarme cosas poco a poco. Eso fueron sólo tres palabras y a mi me duraron cuatro o cinco vidas. Llegué a necesitar algo que sólo había durado segundos, entonces pensé que no sería buena idea tenerte para siempre, no sería capaz de soportado. Pregunte por ti, intenté averiguar cualquier cosa que me diera alguna pista para poder encontrarnos de nuevo; entonces me dijeron que me olvidase, que eras una mujer imposible, que me ibas a hacer daño, yo decidí ponerme ese día la sonrisa más brillante que tenía en mi armario. La segunda vez fue mucho más duro, yo llevaba mi felicidad a cuestas, pero era imposible subir tu pendiente con tanto peso, tenía que elegir; inevitablemente subí, ahora estaba a tu lado mirando como mi vida se había quedado ahí abajo. Te pregunté “cual era tu nombre” me respondiste que para mí no te llamabas de ninguna manera, no entiendo porqué, pero me pareció el nombre más bonito del mundo. Incauto, volví a abrir la boca, “vas a ser mía” te dije, no obtuve respuesta, me observaste callada. Después me fui a casa y busqué en el diccionario la palabra rechazo, apareció una preciosa foto tuya en la que me mirabas de la misma manera que unos minutos antes. Y demostrando mi valentía, llegó la tercera. Tu llevabas puesto unos ojos transparentes y una seguridad exagerada, a mí, ese día se me había olvidado vestirme con toda mi simpatía. Te agarré fuertemente del brazo y te di la vuelta, tu reacción fue la esperada y yo era dichoso por ello. Me habías dado algo y me moría de miedo al pensar que se terminaría, poco a poco el escozor del guantazo fue desapareciendo. Habías sido mía en tres ocasiones, quizá con eso ya podía seguir viviendo, porque tú sin saberlo, en tan sólo esos segundos que duraron nuestros encuentros, lo fuiste y eres imbécil al no sentirte dichosa de ser capaz que alguien sea un poco más feliz, concediéndole algo tan sencillo… 

Te recordare siempre y se, que algún día terminaras siendo mía.

Manuel Montalvo

Estándar