stories

Te dejé ir

No he podido evitarlo, sí, te he espiado. Necesitaba tenerte cerca aunque fuera a través de una maldita pantalla luminosa. Me gustaría poder describir lo que he sentido mientras lo hacía, pero me resulta realmente difícil. Creo que me pone triste el hecho de que ya no seamos, de que ya no seamos “nada”. Fuiste un trozo de mi alma y parece mentira lo que duele cada vez que me doy cuenta que me falta esa parte. Cada foto tuya, cada momento que he visto de tu nueva vida me lleva inconscientemente a cuando éramos y a la cantidad de cosas que no hicimos y que nunca haremos. Y sonrío, pero sonrío con los ojos llorosos. No se si porque me lastima haber terminado de esta manera, o porque eras un pedazo de la alegría que me caracterizaba. Pienso, y llego a una conclusión: cada persona que dejamos en nuestro camino se queda con un trozo de nuestro corazón, poco a poco vamos perdiendo partes hasta que un día, sin querer, deja de latir. Y de verdad, creo que tú has cogido un pedazo más grande del qué te correspondía. Sí, lo hiciste, porque me duele, porque ni siquiera consigo que al verte de nuevo, se reanime y vuelva a bombear haciéndome sentir otra vez vivo. ¿Por qué te dejé de necesitar tan pronto? Ahora que estas lejos no entiendo como permití que te escaparas, pero quizá si te volviera a tener, dejaría de necesitarte de nuevo…  

Manuel Montalvo

  

Anuncios
Estándar
Cosas y Pelo, stories

Eso que todos deseamos

¿Por qué no te empiezas a valorar de una puta vez? ¿No te das cuenta que eres demasiado para estar sufriendo? Imagina que no te duele, imagina que eres feliz y luego hazlo realidad. No soporto ver cómo tu sombra llora, duele. ¿Sabes que dejó de seguirte hace tiempo? Sí, sí. Tu sombra se ha olvidado de ti. Pero ¿sabes por qué? Porque es la única que se da cuenta que estas viviendo una vida que sólo te pertenece a ti, porque ella es la única que se atreve a alejarse de un día que dura unos pocos minutos. ¿Donde está aquella mujer que iluminaba los rincones más oscuros? Abre los ojos, por favor. Deja de intentar recuperar algo que ya se perdió en el olvido. Porque ese hombre que te hacía temblar sólo con tenerlo cerca se montó en un tren que no llevaba a ninguna de tus caricias. Y si crees que él era todo, y si piensas que no encontraras algo parecido, mírate a un maldito espejo porque seguramente lo que vas a ver reflejado en el, será mucho más interesante que aquello que te hizo perder el miedo a la tristeza. Eres (no eras) la maldita felicidad que todos desearíamos llevar de la mano. 

Manuel Montalvo  

 

Estándar
stories

Abre tu corazón 

¡Ábrelo de una puta vez! Déjame entrar y desbaratar esa maldita vida ordenada que llevas. Déjame darle la vuelta a todo eso que has creado. ¡Sonríe! Sonríe cuando me veas llegar, aprieta fuerte los dientes y nota como tus manos sudan cuando me tienes cerca. ¡Deja ya de resistirte a algo que es imposible! ¿No te das cuenta que no puedes luchar contra algo que es más fuerte que la propia naturaleza? Si, eso es, eso soy. Ese torbellino que entra en tu casa y pone a funcionar todos tus  sentidos. Ese huracán que arrasa con tus miedos y esa monotonía que te esta haciendo ser una persona normal. Ese fuego que quema pero no destruye ¡Déjate ya de una vez! Déjame que te haga tan feliz que tengas que respirar hondo todas las noches antes de dormir porque los días han sido increíblemente intensos… Abre tu corazón, ya esta bien de tener una mierda de vida llena de horarios, costumbres absurdas y una estabilidad creada a base de lo que necesitas, no de lo que quieres. Déjame, por favor. No te resistas a este qué quiere ver como le miras todas las mañanas… 

Manuel Montalvo

  

Estándar