stories

Gracias

Esto me recuerda que hace unos años no me afeitaba, no sabía sonreír en las fotos 😬, me habían regalado una máquina de escribir y no tenía ni puta idea de que, algún día, iba a tener siete libros publicados 😬🤦🏽‍♂️

Os aseguro que jamás pensé que leería mi nombre en la portada de una novela. Ni si quiera que iba a tener la capacidad de escribir tres o cuatro palabras seguidas con cierta coherencia.

Hoy me levanté con varios comentarios del último libro “Yo era una chica normal” (Todos son preciosos, no sabéis la suerte que tengo de teneros) Y, aunque no lo creáis, son un gran empujón para seguir. Pero, en concreto, uno de ellos estuvo a punto de hacer que se me saltasen las lagrimas. En resumen, decía que se había sentido muy identificada con la protagonista y que, ojalá, algún día no se tengan que escribir historias como esa. Porque eso querrá decir que nos hemos empezado a querer mejor. Me daba las gracias por darle voz a todas esas personas que, de una manera u otra, se han sentido agredidas. Y que las heridas del corazón no se curan del todo…

Y yo solo puedo responder dando las gracias. Dando las gracias infinitas porque me llenáis de vida. Os aseguro que gritaré todo lo alto que sé (mediante mis historias). Y ojalá que algún día, como leí en ese comentario, solo tenga motivos para escribir cosas con final feliz 💛

Instagram: @ManuelMontalvoRuiz

Facebook: cosas y pelo

Anuncios
Estándar
Cosas y Pelo, stories

Yo era una chica normal

¡Ya está aquí! Mi séptima historia. Mi séptimo sueño cumplido. Espero que os guste. Quizá este sea uno de los libros que más me ha costado escribir. Os aseguro que Zoa os va a enamorar. Hay veces que tenemos que leer las cosas para intentar cambiarlas. Ojalá esto sea mucho más que un libro…

“Yo, un día, y aunque os parezca increíble después de leer esta historia, también fui una chica normal…”

Estándar
stories

Voy a ser…

Esta foto (que por cierto, no sé de quién es) es un bonito resumen de el último libro que he escrito. Porque la gran lucha de la protagonista es algo muy sencillo: ser la mujer que le de la gana ser.

Nunca había escrito desde el prisma de una chica. Han sido un montón de emociones preciosas pero muy encontradas. Meterme tanto en el papel me ha ayudado a ver muchos aspectos que antes desconocía. He leído a grandes escritoras para intentar aprender algo de su manera de expresarse. Y creo que he sabido representar, más o menos, lo que sentís vosotras a diario.

En breve os presentaré a Zoa. Para mí una auténtica heroína que va a cambiar la visión de los que leáis la historia. Ella, en un momento del libro, dice: – Espero que mi sacrificio sirva para que las cosas cambien.

Y ojalá que así sea.

#YoEraUnaChicaNormal

Estándar
stories

Diccionario roto

Tu siempre llegabas tarde y yo, era el hombre más feliz de la tierra esperándote. Tus disculpas y aquella media sonrisa, eran el principio de una alegría que me asustaba. Incluso en los días más fríos, aguardar a que llegaras, se convertía en lo más cálido del mundo. Eras mi vida, y había olvidado la mía el día que te quedaste mirándome. Fingía que no estaba enamorado de ti, basándome en el manuel que un día alguien elaboró sobre como poder sobrellevar una pareja, no podía soportarlo más de unos segundos, cuando te tenía a menos de unos miles de kilómetros. Eras todo, y ahora, peor aún, porque no encuentro nada que pueda definir lo que realmente eres. Viví aprisionado en una fortaleza con tu mismo nombre, obvie el sentido que tienen los días basándolos en caricias y sonrisas que tu sólo sabias darme. Cogí el diccionario y arranqué un millón de páginas, por tu culpa nada tenía el mismo significado. Un día, sin entenderlo, tuviste la maravillosa idea de decirme que me necesitabas, en ese momento, perdí la capacidad de valorar mi vida, de repente, sólo existía la tuya. Si había soñado desde niño con algo, gracias a ti, todo se perdió tras una única visión, tus ojos…

IMG_3888.JPG

Estándar

20140618-114427-42267370.jpg

stories

Ustedes no entienden la vida…

Imagen
stories

Vivimos una vida que no es nuestra, viajamos en un vagón en el que como nosotros, hay muchos más. Guiados por un maquinista que no mira hacia delante, que no busca que el tren llegue a su destino, si no un destino propio, un viaje único hacia quien sabe como. La pena que todo esto causa, supera con creces la felicidad que deberíamos derrochar al vivir en un mundo que nos ofrece tanto. Abrazos que no dan calor, sentimientos que dejan indiferente, palabras que no llegan y nobleza que se transforma en tiranía. Me siento orgulloso de donde vivo, ando por adoquines que conocen mis pisadas y lloro de alegría cuando mis recuerdos me hablan de mi pasado, pero vosotros lo estáis destruyendo, aniquilando, haciendo que nuestras generaciones venideras carezcan de un patrimonio y un amor hacia las calles que les van a ver nacer. País, en tan sólo cuatro letras conseguisteis avergonzar a millones de personas, millones de vidas que se sienten felices al mirar a un sol que dejo de alumbrar hace muchísimo tiempo. Nos hablasteis de libertad, de unidad, de solidaridad, de respeto, vosotros, que comandáis un territorio en el que personas con un mismo pasaporte luchan por desvincularse de su tierra madre, en el que el respeto paso a ser tan frágil que sólo con intentar pronunciarlo se desvanece, en el que la libertad es tan dictatorial que vosotros sois los que decidís cuando debemos pensar en nuestro futuro. Por todo ello les doy las gracias, porque gracias a personas como ustedes aprendo que es lo que no quiero ser en esta vida.

Un apolítico que solamente llora palabras sin sentido.

Estándar

20131208-155405.jpg

Cosas y Pelo

Words

Imagen