Cosas y Pelo, stories

Lejos…

Lejos: a gran distancia, en lugar o tiempo distante o remoto. (según la RAE)

Lejos: tristeza. Desvelo. Sensación indescriptible. Océano infinito. Echar de menos. Ilusión. Añoranza. Tiempo. (Según tú)

La vida te enseña que la distancia no es más que la necesidad de volver a ver a alguien. Que no hace falta estar muy lejos para necesitar. Y que por mucho que intentes sobrellevar la lejanía los lazos de los sentimientos son inescrutables e indestructibles.
He aprendido a quererte de cerca, no de lejos. He aprendido a vivir a tu lado y ya no sé hacerlo de otra manera. Caminar con alguien. Ser camino y andar. Ver la vida pasar a través de otros ojos. Un olor que lo llena todo. Un cielo que se vuelve mucho más azul. Una sonrisa que significa demasiado para no sentirla a diario.
Vuelve: palabra infinita que engloba la necesidad y el desaliento.
Vuelve: ilusión y ganas. Sentimiento inexplicable que es capaz de apretar con fuerza un corazón inerte.
Vuelve… único motivo y esperanza.

Instagram: @ManuelMontalvoRuiz

Estándar
Cosas y Pelo, stories

Todavía…

Porque tenerte cerca es lo más complicado de este mundo. Observarte y enamorarme un poquito más es inevitable. Me dejas sin palabras aún teniéndote tantas cosas que decirte. Eres eso que siempre he deseado y que durante cientos de noches he llevado de la mano. Tú eres el único cuento que necesito para dormirme… #CuentosVivos #ManuelMontalvo #cosasypelo #alma #librosBonitos #instagram #ElPoderDeUnTeQuiero

Estándar
stories

Era mas libre que nunca

Habían llegado las mañanas sin esperarnos. Íbamos a distinto ritmo que la vida, pero no nos importaba. Nos queríamos y eso era suficiente. Caminábamos de la mano sin saber cual seria el final de camino, ni tan si quiera nos preguntamos si lo habría, solo caminábamos y caminábamos siendo a cada paso un poco mas felices. No se si te dabas cuenta que todo era mas sencillo mientras sonreíamos, o sea que no pares de hacerlo; te dije mientras tu pelo se enrollaba entre mis dedos. Inevitablemente tu felicidad se contagia, pero no solo a mí que viajo contigo, si no a todo lo que nos rodea ¿viste como se alegraban los árboles al vernos tan felices? ¿Te diste cuenta que el agua del río se volvió mas clara cuando se reflejó en tu mirada? Cariño, si pudiera retroceder en el tiempo volvería al día en que te vi por primera vez, me gustaría poder vivir de nuevo todo esto que me haces sentir dándome cuenta que es realidad, hasta ahora ha sido todo un precioso e increíble cuento de hadas.
Tu me haces libre aun aprisionándome fuerte entre tus brazos…

Manuel Montalvo

IMG_0225

Estándar
stories

Volabas a distinta altura

Nos acomodamos viendo como pasaban los días, nos convertimos en compañeros y nos olvidamos de ser amantes. Te quería, realmente lo hacia, pero quizá no como necesitábamos, ni como pone en el diccionario. Eras mi mejor amiga, la alegría que constantemente llamaba a la puerta de mis sentimientos, pero no nos dábamos cuenta que eso no era suficiente para que la magia no se extinguiera. Cada vez te sentía más lejos y sin embargo, estábamos mucho mas unidos. Era raro, me sentía raro, no entendía como te podía necesitar de esa manera y a la vez me doliera ver como no podía sujetarte a mi lado. Volabas a distinta altura que yo, eras mucho mas libre…
Pintábamos la vida con nuestras propias decisiones, dibujábamos sonrisas que solo nos hacían sonreír a ti y a mi, porque solo las entendíamos nosotros, porque eras esa mujer que llenaba el trastero de recuerdos inolvidables. Y ahora noto como cada día eres menos mia y más del mundo. Ayúdame a reanudar eso que éramos y anudemos esa cuerda que sin querer se ha ido desatando.
Cariño, esta es la primera vez que te escribo sin que me pertenezcas, y me duele. Vuelve a hacer que estas letras sean la continuación de nuestra felicidad. Reconstruye el cielo y llénalo de luz con tu sonrisa, despiértame de esta pesadilla, haz que sonría de nuevo como ese día que me acariciaste con tu sinceridad y me dijiste; te quiero…

Manuel Montalvo

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/384/59176843/files/2014/12/img_0117.jpg

Estándar
stories

Me duele el tiempo…

Como siempre, te busco en rincones olvidados, debajo de recuerdos que pesan demasiado para poder levantarlos y a veces, tras unas cortinas llenas de remordimiento. Sigo leyendo tu ultimo mensaje y cada vez que lo hago creo que lo acabo de recibir, si, soy así de estúpido. Me arrancas un trozo de vida y me dejas como si tal cosa, te importa una mierda mi dolor y te alejas pensando que podré seguir viviendo sin sentirte, maldita inconsciente… Te has convertido en una epidemia, en la más terrible y devastadora enfermedad, ningún científico podrá experimentar y descubrir una cura contra tu puta mirada. Me he dado cuenta que si no te siento cerca cada vez me duele mas el tiempo, que el extrañarte se ha convertido en una costumbre y necesitarte en parte de mis días. Realmente no se que me esta pasando, no soy capaz de leer entre líneas y olvide leer tu letra pequeña el día que firme aquella puta sentencia.

Desinterés y desidia, pero aún así te quiero tanto que no soy capaz de ver el final…

Manuel Montalvo

IMG_0052.JPG

Estándar
stories

Locura

Y ahora nos preguntamos quienes somos, venidos a un mundo lleno de contradicciones, en él, las almas vagan sin encontrar un sentido hacia quien sabe donde. Refugiaros del dolor de lo cotidiano, vivir en una pasión que solo vosotros podáis concebir. Me duele el corazón tanto, que huyo de la hipocresía de lo que la sociedad nos establece. Cuantas cosas que no sabemos de donde vienen y otras tantas que llegan de un lugar que nadie a conocido nunca. Mirar la vida como si fuera única, y después aprender a aprovecharla. Un día volveréis al momento que nuestro corazón nos hizo llenarnos de gloria. Recibir con ilusión cada una de las imágenes que captéis, y recordarlas, al final eso será lo único que podamos llevar con nosotros. Crear un vínculo con vuestros corazones y dejar que os guíen aún escabrosos sean los caminos que debéis recorrer, porque lo que se hace con el corazón, no puede decepcionarnos. Incluso en el amor, o mejor dicho, en el desamor, hasta eso hay que tomarlo como una bonita experiencia y un recuerdo que siempre perdurará, y si no duele, no vale. Nuestro cerebro esta preparado para almacenar picos sentimentales; el maravilloso momento que nació vuestro hijo, el primer beso que os dio la primera chica, aquel regalo de cumpleaños que os hicieron vuestros padres que os emocionó hasta el puro llanto, pero al igual que se guardan las cosas bonitas, más aún las tristes; la muerte de un ser querido, la primera vez que una chica te hizo el corazón añicos, incluso aún no siendo comparable, una película que te hizo derramar una lágrima. En resumidas cuentas, sentimientos extremos, por eso, debéis vivir todo con una intensidad exagerada, apretar fuerte vuestra vida y exprimirla hasta que notéis que se va quedando seca… El día que ya no haya más jugo, podréis ser felices a vuestra muerte.

IMG_0889.JPG

Estándar
stories

Un maldito recuerdo…

Me acabo de dar cuenta que ya no te tengo, después de rechazarme de mil maneras, en este último beso, se que ya no hay forma de recuperarte. Recuerdo instantes de tu partida, como miraba durante horas un móvil que sólo sonaba en mi interior, esperando un mensaje que en realidad no quería que llegase nunca. Quizá tenía tanto miedo por recibirlo, que eso fue lo que hizo que nunca existiera, al igual que tu, porque en el fondo se, que tu nunca exististe. He buscado tu número entre las facturas del teléfono, no se si para llamarte o para ver algo tuyo escrito en un papel. Hay momentos que parece que esto ya no duele, y otros en los que me separa completamente de la vida. Intentó aprender a caminar yo sola, pero ni eso has dejado que conserve, tropiezo una y mil veces con mis propias lágrimas. Te lo has llevado todo, mis ganas, mi alegría, mi inocencia y lo que más me duele, tu propia vida. Porque la felicidad se llamaba igual que tu y ahora ya no se como escribirlo. Intento ser fuerte y no llorar, pero esa no será la solución para volver a tenerte cerca, si alguien me dijera que dejando de hacerlo volverías, te prometo que mis ojos se secarían para siempre. Miro inconscientemente tu última conexión y me torturo imaginándote haciendo cualquier cosa de tu día día, soy tan imbécil que creo que harás lo mismo que cuando te pertenecía. Ahora tu vida será otra, sin mí, sin aquello por lo que se supone que tanto luchamos, pero como en todas las peleas, uno pierde y el otro bastante más. Si algún día decides escribirme, por favor, haz que sea lo más dulce posible, no estoy preparada para volver a sentirte de nuevo y mucho menos diciéndome que yo era especial o alguna mierda similar. Termina de matarme de una vez, no alargues un sufrimiento que terminará siendo un maravilloso recuerdo.
Porque eso es lo que tu y yo somos, un maldito recuerdo.

IMG_6967.JPG

Estándar